3 consejos para pulir los faros de los coches

 In Consejos

Casi a todos nos ha pasado, o hemos visto en algunos coches, los faros mates. ¿Pero sabemos por qué motivo ocurre esto?

El faro de un coche por seguridad de ocupantes y viandantes, en caso de atropello o de accidente, son de un material plástico por lo general en policarbonato. Esto hace que en caso de colisión los faros del coche no produzcan lesiones graves por culpa de los cristales del faro.

Esto que es beneficioso en cuanto a seguridad, hace que sea un problema en cuanto a estética y visibilidad del vehículo, sobre todo por que pierde mucha la eficacia del faro. Ya sea por la exposición a la luz del sol, las inclemencias del tiempo, los impactos de insectos, gravilla, etc. Todo esto hace que se nos vea peor y nosotros vemos también menos. Pero por suerte con un simple truco casero podemos dejar la superficie del faro como casi nuevo.

¿Cómo pulir los faros de un coche?

El truco de la pasta de dientes.

Como hemos dicho, y seguro habrás oído, con pasta de dientes y un trozo de papel podemos dejar casi como el primer día nuestros grupos ópticos. Pero este truco es pasajero, ya que según estén de degradados nuestros faros podremos utilizar este método o no. Ya que limpiar los faros no es tarea fácil y menos dejarlos lo mejor posible, por eso la pasta de dientes es buena siempre y cuando no estén muy degradados nuestros faros.

Para pulir los faros con pasta de dientes, lo que necesitaremos será; la pasta de dientes, limpiacristales y papel de cocina. El método es muy sencillo.

Aplica la pasta de dientes sobre el faro toda ella muy bien extendida y en círculos con el trozo de papel absorbente de cocina. Luego aplicamos el limpiacristales sobre el faro y con otro trozo de papel limpiamos la superficie.

Para que quede mucho mejor protegido, podemos aplicarle una capa de barniz transparente al faro y así resguardar nuestro faro un poco para que nos dure algo más el tratamiento que le hemos realizado. Porque hay que tener en cuenta que hemos aplicado unos componentes que han corroído la superficie de nuestro faro.

El pulimento especializado para faros.

Pero si queremos dejarlos mucho mejor, con el pulimento de faros los dejarán impecable. Pero si al final decidimos hacerlo nosotros mismos, hay que tener mucho cuidado y tener en cuenta que necesitaremos un kit de pulimento que se compone de pulimento líquido o en pasta.

Para aplicarlo necesitaremos de una lijadora o un taladro con discos de lana, agua y jabón, un trapo de algodón para eliminar los restos y cinta de carrocero para que protejamos la carrocería de nuestro vehículo.

Para proceder a la limpieza de nuestro faro lo primero que debemos hacer es encintar el borde del faro con la cinta carrocera. Después limpiaremos toda la superficie exterior de nuestro faro con agua y jabón, así dejaremos la superficie impoluta para poder proceder a pulirlo. Una vez hayamos secado el faro, procederemos a lijarlo con una lija de agua de diferentes granulados, así iremos de la más gruesa a la más fina y con movimientos circulares.

Cuando creamos que este bien lijado nuestro faro, limpiamos la superficie con agua sin jabón para eliminar los restos de plástico que puedan haber quedado en el proceso de lijado.

Ahora solo queda aplicar el pulimento líquido con siliconas especializado. Debemos aplicarlo de forma muy homogénea para que el pulimento aplicado entre en todos los poros del policarbonato del faro. Luego pasamos la pulidora con un disco de lana frotando sobre toda la superficie de este. Si vemos que no ha quedado todo lo homogéneo que deseamos, podemos volver a aplicar el pulimento, pero esta vez podemos probar a aplicarlo directamente desde el disco.

Por último solo tendríamos que pasar otro disco de lana, pero esta vez sin pulimento, dejar un par de horas hasta que se seque todo y ya tendremos nuestro faro en perfectas condiciones.

Pulir los faros en un taller

Lógicamente es la opción más rápida y con menos inconvenientes, ya que el precio de pulir faros de un coche no es muy elevado si lo comparamos con el precio de un faro nuevo. Esta opción además de ser más duradera, es una garantía que un profesional pula los faros, ya sea para poder pasar la ITV, por seguridad o por estética.

Los precios pueden variar de un taller a otro, pero los precios suelen rondar entre 60 a 40€ según la zona y el taller. Pero desde Eurotyre aconsejamos que por ese precio tendremos la garantía de un profesional.

 

¿Cuál es la que harías tú?

Recent Posts

Start typing and press Enter to search