Neumáticos de invierno y otros aliados para combatir el frío

 In Consejos, Consejos Neumáticos de Invierno

Aunque ha tardado en llegar, el frío ya está aquí y para combatirlo con tu coche necesitarás conocer una serie de trucos como usar neumáticos para el invierno. Hemos preparado un listado de consejos y grandes aliados para sobrevivir al frío.

 

Almohadillas en la nieve

¿Necesitas salir de tu garaje y está lleno de nieve o hielo?¿tu coche se ha salido de la calzada y se ha quedado en una zona con hielo o nieve? Para estos casos y durante todo el invierno recomendamos llevar en el coche una almohadilla de goma para garantizar un mayor agarre.

El proceso es muy fácil, si las ruedas del coche patinan, encajaremos la almohadilla para que el neumático tenga una superficie sobre la que rodar sin problemas. Nunca pensamos que nos vamos a quedar tirados con el coche pero cuando nos pasa, mejor estar prevenidos.

Este proceso puede que no sea necesario en caso de usar neumáticos para el invierno, ya que aportan un agarre mucho mayor que los de verano.

neumaticos-para-el-invierno

 

Un mechero para las llaves

Es posible que al llegar al coche la cerradura esté congelada, ante esta situación podemos aplicar un sencillo truco: calentar la llave con un mechero y será la propia llave la que derrita el hielo al entrar en contacto con él.

Otro truco para cerraduras congeladas es usar alcohol, spray anticongelante o aplicar un poco de loción para manos, de las que llevan alcohol. Es importante acordarse de bajar de casa con alguno de estos elementos.

neumaticos de invierno

Utilizar el freno con cabeza

Puede que a muchos se les olvide pero, con las bajas temperaturas y el asfalto húmedo o incluso con pequeñas placas, el coche tarda mucho más en frenar.

Esto significa que debemos conducir con una precaución extra y, en caso de ser necesario, empezar a frenar antes que cuando lo hacemos con temperaturas más altas porque la distancia de frenado aumenta en situaciones invernales.

Sirve como ejemplo el gráfico de la DGT donde se ve que en invierno la distancia de frenado puede ser de hasta 200 metros de distancia.

neumaticos de invierno

Descongelar el hielo de las lunas

Si un coche duerme en la calle, es muy habitual que a primera hora de la mañana lo podamos encontrar con unas importantes placas de hielo. Esto hace que debamos actuar con cabeza y conviene saber qué es lo que debemos hacer.

Antes de nada, aclaramos que NO se debe echar agua caliente sobre el hielo ya que el cristal se puede quebrar por el fuerte cambio de temperatura. Tampoco se debe usar sal porque puede dejar arañazos y ser corrosivo para la pintura.

Para quitar el hielo correctamente se puede usar alcohol, líquido refrigerante o agua salada. No hay que olvidar que conviene quitar la capa de nieve más grande con una rasqueta o con una tarjeta que no usemos.

También se puede descongelar el hielo poniendo la calefacción sobre el cristal y esperando a que se vaya deshaciendo.

neumáticos para el invierno

Neumáticos para el invierno y presión de los neumáticos

Los neumáticos para el invierno están diseñados específicamente para ser mucho más efectivos con temperaturas por debajo de los 7º. El agarre que aporta un neumático de invierno es muchísimo mayor que el de uno de verano, además de reducir la distancia de frenado y mantener la carcasa en buen estado.

No hay que olvidar que si montamos neumáticos para el invierno, sirven de sustitutivo legal frente a las cadenas. También es importante saber que, en invierno, las presiones de los neumáticos son diferentes al resto de estaciones.

neumaticos de invierno Continental

 

Kit de supervivencia

Puede parecer una opción remota pero nunca es imposible. Una fuerte nevada, un accidente en cadena o salirnos de la calzada pueden ser situaciones que nos obliguen a estar en el coche unas horas. Hay que estar prevenidos por si eso pasa teniendo en el coche estos objetos:

– Batería portátil: Puede que el móvil no tenga suficiente batería, un cargador externo lo solucionará o un cargador de coche, si se encuentra en perfecto estado claro.

– Pinzas: Otros conductores pueden socorrernos con este simple objeto que puede devolverle la vida a nuestra batería.

– Linterna: Nunca sabes cuántas horas puedes estar en el coche ni si puedes sufrir un incidente de noche.

– Manta y ropa abrigada: Si el coche no funciona o tenemos que abandonarlo por unos momentos, para cambiar una rueda por ejemplo, conviene estar bien abrigado.

– Snacks no perecederos: Tener algunas barritas energéticas o algo de picar no perecedero a corto plazo puede salvarnos de algún susto.

Es importante también no apurar mucho la gasolina del coche porque, si estamos tirados y se acaba la gasolina… ¡se acabó la calefacción!

neumáticos de invierno

 

 

Recent Posts

Start typing and press Enter to search