Pequeños trucos

 In Consejos, Consejos Lavado

Aunque es un procedimiento básico, el lavado del vehículo, bien manual, bien automático, requiere una preparación mínima. En un tren de lavado automático, debe asegurarse de cerrar ventanillas, puertas y techos, en su caso. Si el vehículo incorpora elementos especiales, como spoiler, portaequipajes de techo, antena suplementaria, etc, debe consultarse al profesional del taller.

En el lavado manual, más personalizado, exija un primer lavado con abundante agua para reblandecer la suciedad. Asegúrese de que se realice un enjuague a fondo.

Los productos complementarios, como ceras o superceras, espumas de color, lavado de llantas o a alta presión dependerán de las preferencias del consumidor.

Recent Posts

Start typing and press Enter to search