Las carreteras del futuro… ¿de plástico reciclado?

 In Sin categoría

En Holanda parece que quieren intentar lo que, a priori, parece imposible: asfaltar las carreteras con botellas de plástico. Sí, esa es la idea que ha presentado El grupo constructor VolkerWessels con un proyecto piloto.

Esta iniciativa ecológica se plantea para dentro de tres años, siendo Rotterdam la primera ciudad en la que se probará

¿Cómo serán las carreteras hechas con botellas de plástico?

La idea es sustituir el actual asfalto por un material que tenga un menor impacto medioambiental, por eso se ha pensado en las botellas de reciclaje. El estudio demuestra que este material requeriría un menor mantenimiento y, además, puede resistir temperaturas mucho más extremas (-40º+80º).

El plástico, que se obtiene puramente del reciclaje, se convertirá en una especie de paneles que serán prefabricados y luego se colocan sobre el lugar elegido, lo que evita tener que hacer ningún tipo de mezcla in situ como sí ocurre con el asfalto. Este proceso permite construir carreteras en días y no en semanas como ocurre con el método actual.

Más ventajas de este nuevo “asfalto”

Otras de sus ventajas son el reducido peso, que reduce la carga sobre el suelo y deja más espacio para instalar el cableado bajo la superficie. Además, algo que interesará mucho a los conductores, es que su fácil instalación reducirá el tiempo necesario de obras viales y, por consiguiente, el riesgo de sufrir cortes en la carretera y posibles atascos será menor.

El proyecto, que ha sido bautizado como PlasticRoad está previsto para ser una realidad en tres años, plazo en el que será instalado en Rotterdam, una ciudad que siempre busca la sostenibilidad. Antes de eso, se realizarán pruebas de todo tipo para certificar que las condiciones de humedad son buenas y, sobre todo, que el pavimento no quedará resbaladizo.

Otros proyectos de carreteras sostenibles

El concepto que desarrolla PlasticRoad sigue la senda de otros que han intentado hacer las carreteras más sostenibles y ecológicas. Este es el caso de la carretera que se ilumina sola ideada por Pro-Teq.

Esta solución consiste en el uso de un material que retiene la radiación solar y, cuando llega la noche, brilla iluminando el camino. Sería, explicado rápidamente, como la tecnología que usan los relojes. La ventaja es que, en teoría, evitaría tener que usar un alumbrado vial e incluso los faros del coche, lo que supone un verdadero ahorro.

Otro de los proyectos que pueden aplicarse en el futuro a las carreteras es la idea piloto que han instalado en los Países Bajos. Se trata de un carril bici llamado SolaRoad que recoge la energía a través de unos paneles solares hechos de caucho y silicona.

Después de 6 meses de uso, se han generado unos 3000 kWh en los 70 metros de carril bici instalados con esta tecnología, lo que serviría para tener energía para un hogar durante un año.

Leer más

2 carreteras españolas elegidas entre las mejores del mundo

Recent Posts

Start typing and press Enter to search