Coches GLP: qué son y cómo funcionan

 In Consejos coche

Los cambios introducidos en el mes de septiembre de la mano de las nuevas normativas de contaminación de la Unión Europea que afectan especialmente a los vehículos diésel, nos hacen abrir nuestras miras y fijarnos en nuevas opciones que se plantean como grandes alternativas tanto al diésel como a la gasolina. ¿Habías escuchado hablar alguna vez del GLP? Hoy te contamos más sobre esta opción y cómo funcionan los coches GLP. Presta atención porque seguro que esto te va a interesar y acabarás planteándote el GLP por sus múltiples ventajas.

¿Qué es el GLP?

El GLP o gas licuado del petróleo, se presenta como una mezcla de propano y butano que se obtiene tras el proceso de destilación del petróleo y que, sometido a temperaturas muy bajas; es fácil de licuar para lograr un estado líquido.

Conocido popularmente como “autogás”, el GLP también puede ser usado como combustible para automóviles y a día de hoy, gana cada vez más adeptos ante las restricciones establecidas por las normativas sobre contaminación, especialmente en grandes ciudades como Madrid o Barcelona. De hecho, se estima que en España ya circulan más de 50.000 coches con sistema GLP y son cada vez más las marcas que amplían su oferta de coches incluyendo modelos impulsados por autogás.

¿Cómo funcionan los coches GLP?

Los coches GLP presentan un aspecto similar al de cualquier vehículo en apariencia. Pero su funcionamiento es completamente diferente. Un coche GLP cuenta con dos depósitos, uno de gasolina y otro de gas. Al arrancar, comenzará a alimentarse de gasolina hasta que alcance la temperatura óptima para que el GLP entre en funcionamiento. Una vez hecho, el vehículo continuará circulando empleado únicamente el GLP; salvo que se accione el modo gasolina manualmente o que el gas se haya terminado.

Ventajas de los coches GLP

Este seguro que es uno de los puntos que más te va a interesar ya que son muchas las ventajas que los coches GLP te pueden ofrecer. Aquí van las más importantes:

1. Ahorro. Aunque un coche GLP consume más, el ahorro es sustancial ya que el precio del autogás es bastante inferior. Así, la Asociación de GLP (AOGLP) asegura un ahorro del 40% en cada repostaje, con respecto a la gasolina o el diésel.

2. Menos emisiones. Los coches modelos que utilizan GLP emiten menos emisiones de C02 y de dióxido de carbono. De hecho, la DGT les ha concedido la etiqueta ECO, en su última revisión del etiquetado del vehículo con lo que pueden circular sin problemas, incluido en los días de restricciones de circulación.

3. Exención de impuestos. Al estar considerados como coches ecológicos según su etiquetado, están libres de algunos impuestos como el de matriculación y disponen de descuentos en algunas ciudades, en el impuesto de circulación.

4. Ayudas para la compra de coches GLP, gracias al Plan Movalt.

5. Los puntos de repostaje van en aumento y cada vez es más fácil encontrar en tu ciudad una gasolinera con surtidor de GLP.

Ahora que ya conoces más detalles sobre los coches GLP, ¡cuéntanos! ¿Te decantarías por esta opción? ¿Cambiarías tu coche por uno con sistema GLP? ¿Crees que es una buena alternativa a los tradicionales carburantes?

Recent Posts
Leave a Comment

Start typing and press Enter to search