Aspectos a revisar de tu coche tras las vacaciones de verano

revisar-el-coche-despues-verano

Se acabaron las vacaciones para muchas personas y… ¡hora de revisar el coche después de verano!

Has recorrido muchos kilómetros, te has divertido, visitado nuevos lugares, has contemplado paisajes únicos. Sin duda, ha sido un verano inolvidable. Pero tu coche también ha notado los efectos de la época estival: el calor y la acción del sol, los maleteros llenos, la arena de la playa, suciedad acumulada, etc. Y aunque realizaras una revisión antes de salir de vacaciones, es recomendable volver a revisar el coche después de verano y ponerlo a punto de cara a la nueva temporada.

Recuerda las palabras de la DGT “Las revisiones obligatorias de nuestro vehículo deben hacerse de manera periódica, en especial después de un viaje largo”.

¿Qué aspectos deberíamos tener en cuenta?

1. Neumáticos.
Tras las vacaciones de verano, es importante comprobar el estado en el que se encuentran los neumáticos del vehículo para verificar que mantienen una correcta presión y que los elementos que lo conforman, están dentro de los parámetros recomendados. No olvides que has recorrido largos trayectos y que pueden haber sufrido las consecuencias de la carretera. Presta especial atención a los símbolos de desgaste o posibles deformaciones.

2. Niveles de líquidos
Los niveles de líquidos se reducen tras los largos y frecuentes desplazamientos de la época estival. Es por ello necesario comprobar la cantidad actual del líquido refrigerante, lubricante, freno e incluso del aceite. De esta forma, nos aseguramos un correcto mantenimiento y funcionamiento del automóvil.

3. Limpiaparabrisas
Es uno de los elementos que mayor deterioro sufre durante los meses de verano debido a la acción directa del sol. Se recomienda supervisar el estado en el que se encuentra las gomas y en caso de observar algún defecto, proceder a su sustitución. No olvides que los limpiaparabrisas constituyen elementos esenciales para la visibilidad en carretera, contribuyendo a la seguridad durante la conducción.

4. Carrocería
La arena de la playa, el polvo, la suciedad del camino; pueden haber perjudicado alguna pieza del coche. Asegúrate de que ninguno de los elementos ha sufrido los efectos de estos elementos y en caso de duda, acude a tu taller experto para verificar el buen estado de automóvil.

5. Sistema de climatización y aire acondicionado
Has usado con frecuencia el aire acondicionado durante el verano, para paliar las altas temperaturas. Por eso, comprueba que sigue funcionando de forma correcta y echa un vistazo al nivel del aceite del compresor y su estado. También sería muy beneficioso realizar la limpieza exterior del radiador y del condensador con aire a presión. ¡Si algo ha trabajo durante el verano, ha sido el aire acondicionado de tu coche!

Por otro lado, el final de las vacaciones de verano también es un buen momento para realizar una limpieza a fondo del coche incidiendo sobre elementos tanto del interior (alfombrillas, juntas, huecos, etc); como del exterior (carrocería). Y sobre todo, es conveniente que un profesional realice la limpieza del motor. Esto alargará la vida del automóvil.
No te olvides que puedes realizar todas estas revisiones en tu taller BestDrive más cercano, para una mayor confianza y garantía del óptimo funcionamiento del vehículo. No notarás los efectos de las vacaciones y podrás volver a la rutina con relajación y sin preocupaciones.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on Pinterest